Rompiendo récords

A finales de marzo, nuestra leyenda Corentin Desbois intentará establecer un nuevo récord mundial con su patinete de nieve en los Alpes franceses.  Su objetivo es convertirse en la persona más rápida del planeta sin uso de motor. Por supuesto estaremos apoyándole en su intento de ser (aún más) LEGENDARIO!  Adivina la velocidad máxima que alcanzará y gana uno de nuestros premios legendarios.

Cómo se crean las leyendas

Una persona. Una meta. Una misión. Convertirse en una leyenda siendo el hombre más rápido del planeta sin utilizar un motor. Por supuesto, allí está Plagron para darle apoyo. Porque: ¡NOTROS PERMITEN QUE LOS APASIONADOS SE CONVIERTAN EN LEGENDARIOS! Y siempre estamos buscando oportunidades para llevar esto al siguiente nivel.

Te presentamos a Corentin Desbois: Tiene 38 años, es propietario de dos tiendas de cultivo denominadas Culture Indoor en Béziers y Clermont l'Hérault, y monta en snowscoot en el sur de Francia, en un lugar llamado Pra Loup, una de las mayores estaciones de esquí de Francia. Corentin nació en Bélgica y allí pasó su niñez junto a sus padres y dos hermanos. Su fascinación por los deportes extremos surgió a una edad muy temprana, por lo que se convirtió en un fanático «rider» de BMX. Un día, en una revista de BMX descubrió una foto de un snowscoot. Aquel día, un niño perdió su corazón. «Fui de inmediato a ver a mis padres para decirles que tenía que montar en esa cosa». Desde aquel momento, cada invierno sus padres le alquilaban un snowscoot. Con tan solo 13 años se había enamorado de lo que pronto se convertiría en su mayor pasión: montar en el snowscoot.   

 «Tengo una meta: convertirme en el hombre más rápido del planeta sin utilizar un motor».  

En 2001, Corentin y su familia se mudaron a Francia. Se trasladaron de forma definitiva a la casa que hasta entonces había sido su casa de vacaciones. Para regocijo de Corentin, se mudaron al paraíso de los deportes de invierno, donde podía montar en snowscoot desde el atardecer hasta el amanecer. Finalmente, Corentin comenzó a buscar compañeros con los que compartir su pasión. En 2003 se unió al equipo de snowscoot de Pra Loup. «Era el único equipo real de snowscoot con patrocinadores, porque el snowscoot todavía es un deporte muy pequeño y desconocido». En 2004, Corentin participó en su primera competición de snowscoot: el Campeonato del Mundo de Pra Loup. A partir de aquel momento, participó en decenas de competiciones cada año, durante siete años. En 2011, participó por primera vez en una competición llamada Speed Masters y de inmediato logró el récord de snowscoot con 151,490 km/h.   

  «Me lo pasaba mejor que nunca, montando en snowscoot con mis amigos, viajando por todo el mundo».  

Corentin estudió mecánica durante cuatro años para convertirse en ingeniero mecánico. Esto le llevó a su primer trabajo, en el que (por supuesto) creaba snowscoots. Con tan solo 23 años fundó su propia marca: Dr. Jack. Comenzó a fabricar tablas, a desarrollar cuadros (frames) y a crear snowscoots, todos con este nombre. Lamentablemente, el mercado era demasiado pequeño, así que tuvo que buscar otra forma de ganarse la vida. Fue en aquel momento cuando abrió su primer grow shop. Después siguieron seis años de trabajo duro, sin ninguna competición de snowscoot. Pero, también hubo buenas noticias: ¡conoció a Plagron! Así pues, en 2017, cuando Corentin volvió a competir, Plagron estaba allí para apoyarle. Y volvió con gran energía... En aquel momento, el récord mundial de velocidad de snowscoot seguía a su nombre y, por supuesto, enseguida lo mejoró con 168,382 km/h. ¡Así es como se crean las leyendas!  

«Cuando era joven, mi sueño era crear snowscoots para todo el mundo».  

Pero entonces… tuvo la mala suerte de que en 2019, a causa de las muy malas condiciones del tiempo y de las pistas, el Speed Masters no pudo celebrarse. Y en 2020 y 2021, la COVID-19 lo echó todo a perder. Encima de eso, en 2020, Corentin se rompió el codo durante un entrenamiento, mientras se preparaba para participar en el Speed Masters. Dado que Plagron siempre le apoya, en los buenos y en los malos momentos, por supuesto, ha seguido empoderando a Corentin durante estos difíciles tres últimos años. Pero estamos más que dispuestos para volver a competir. ¡Crucemos los dedos!  

«Dada la situación en torno a la covid, ese año no perdí mucho. Solo perdí un poco de salud».  

Además, la última vez que Corentin logró un récord en una competición de descenso fue en 2019, en Vars. El récord que logró ese día fue de 178,430 km/h. ¿Conseguirá este año lograr el récord mundial en todas las disciplinas?

  

Imágenes

Mira los videos de Corentin deslizando y haciendo clic en las imágenes. Todos los futuros videos que se realizarán tanto durante los entrenamientos como en el evento mismo, también se subirán aquí.

Información del evento

¡Eso es todo, colegas! Hasta el próximo año.

La falta de nieve en la cima de la montaña no ha permitido establecer un nuevo récord esta temporada. Es por esto que el intento de récord se pospone a la próxima temporada. Son malas noticias para Corentin y para todo el equipo que le ha estado apoyando constantemente. Pero este revés no nos ha impedido ni crecer como equipo ni vivir momentos legendarios juntos. Si has participado en el concurso Adivina y Gana, recibirás un correo electrónico nuestro.

¡Echa un vistazo a la película de final de temporada!

Permanece atento, ¡volveremos pronto!

Intento de récord cancelado :-(

Socios