Rompiendo récords

A finales de septiembre, nuestra leyenda Gerjan Puttenstein intentará establecer un nuevo récord personal —y quizá un récord holandés— al cultivar una calabaza gigante. Su objetivo es cultivar una calabaza de 700 kg. Por supuesto que estaremos apoyándole en su intento de ser (aún más) LEGENDARIO. ¡Adivina cuánto pesará la calabaza el día del récord y gana uno de nuestros premios legendarios!

Cómo se crean las leyendas

Gerjan, de sólo 21 años de edad, de Weezep cultiva calabazas. “¿Calabazas?” Entiendo lo que piensas. Pero aquí no estamos hablando de una calabaza cualquiera. La especialidad de Gerjan es cultivar calabazas grandes. ¡Calabazas gigantes! Calabazas tan grandes que sólo pueden ser transportados con una pala. Pueden pesar hasta 600 kg. Gerjan es un aficionado al cultivo desde que era muy joven. Por eso estudió Ciencias Botánicas en Wageningen. Su afición se ha convertido en un auténtico negocio en los últimos años, dando como resultado el nacimiento de su sitio web:  GiantPumpkins.nl. Este es el lugar a visitarsi quieres cultivar calabazas gigantes tú mismo. Las especies que cultiva Gerjan se llaman Atlantic Giant. Estas semillas también se pueden encontrar en tiendas normales, pero allí son mucho más pequeñas. Las de Gerjan son, quizás, cinco veces más pesadas y dos veces más grandes. ¡Para el Campeonato de Holanda de Cultivo de Calabazas de 2022 su objetivo es cultivar una calabaza de 700 kg!

“Sigo luchando por mi meta cada año. ¡Tiene que seguir siendo un desafío cada vez!”

Gerjan lleva desarrollando una huerta desde la escuela secundaria. Cuando hace cinco años tuvo algunos metros cuadrados libres decidió cultivar algunas calabazas. Después escuchó hablar de los campeonatos holandeses en Utrecht. ¡Sonaba como que era algo para él! Bart Jan van Raalte (ganador en 2010 y 2012) resultó poseer algunas semillas híbridas especiales. Donó un par a Gerjan para probar. ¡Así es cómo empezó a rodar la calabaza! Un año después, en el mismo evento, Gerjan conoció al organizador del campeonato. Invitó a Gerjan a su casa para darle algunas otras semillas.  Al año siguiente Gerjan se convirtió en el campeón holandés. 

Comenzó con un pequeño huerto que pronto se desbordó. Los padres de Gerjan ya han tenido que sacrificar su zona de aparcamiento, su cobertizo, y sus arbustos por la afición de su hijo, que se le ha ido un poco de las manos. Cuando Gerjan ganó el campeonato holandés por primera vez, utilizó el dinero del premio para invertir en un invernadero de 100 m².  También tiene un terreno de unos 160 m² en un bosque cercano, donde cultiva dos plantas de calabaza “y unos pocos girasoles por diversión”. Hasta ahora, ha logrado los mejores resultados en ese terreno.  "Eso fue porque el terreno no había sido utilizado nunca antes. El espacio disponible allí también era el más grande y tuvimos un clima extremadamente bueno hasta septiembre de ese año."   

“Cada año vuelvo a rogar a mi padre que me preste más espacio del jardín.”

Su primera calabaza pesó unos 40 kg y todavía cabía en una carretilla. “Las plantas de calabaza pueden crecer hasta medio metro al día. Una vez que una calabaza ha germinado realmente, puede crecer 15 kg por día.” Por supuesto, creciendo a ese nivel también puedes esperar contratiempos.  Gerjan ha experimentado años en los que sus calabazas ya se habían agrietado y podrido antes de que hubieran crecido por completo. 

En 2021, Gerjan tuvo mucho que hacer con sus calabazas al prepararse para el Campeonato de Holanda. Comenzó con ocho plantas, de las cuales finalmente plantó tres. Dos fueron colocadas fuera a campo abierto y una en su invernadero. Las calabazas de fuera crecierony tomaron formas muy raras, y ni siquiera pesaban 100 kg. Tuvo más éxito con la calabaza en el invernadero, ¡ya que finalmente alcanzó los 635,5 kg con un área de 80 metros cuadrados! Sin embargo, llegar allí conllevó un camino difícil. Durante el proceso de cultivo, Gerjan descubrió moho, ratones y ácaros de araña en su calabaza. Los ratones también hicieron que la calabaza se pudriera. Con el asesoramiento adecuado de los Grow Experts de Plagron, pudo superar estos contratiempos y salvar su calabaza. Con todo, ¡consiguió participar en el campeonato! Ganó el premio a la calabaza más bonita del país, y el jurado consideró que su calabaza tenía el mejor color y el menor daño de entre todas las calabazas participantes. Gerjan también ganó el premio al tomate más grande de la competición (1843 gramos) Y el tercer premio a la cabeza de girasol más grande. ¡Así es como se crean las leyendas! 

“Por supuesto, llevas tu planta al límite. Además, si algo va mal, va REALMENTE mal.”


El mejor consejo de Gerjan: Pulverización preventiva contra el moho con leche. La leche contiene ciertos ácidos que se liberan al entrar en contacto con la luz solar. Estos ácidos son precisamente aquellos en los que el moho no puede crecer. ¡Úsalo a tu favor!   

 

El año pasado, Gerjan estableció un récord personal, con una calabaza de 635,6 kg. ¿Alcanzará su objetivo de 700 kg este año?

¡Adivina cuántos kilos crees que llegará a pesar la calabaza y gana uno de nuestros premios legendarios!

Imágenes

Mira los vídeos de Gerjan al deslizar y haciendo clic en las imágenes. Todos los futuros vídeos sobre los progresos durante el cultivo y su participación en la competencia también se subirán aquí.

Información del evento

La calabaza de Gerjan llegó a pesar 526 kg!

Pero este año Gerjan no consiguió establecer un nuevo récord personal. Debido a problemas de endogamia, su calabaza empezó a crecer bastante tarde en la temporada. Por tanto, resultó prácticamente imposible alcanzar el objetivo que se había fijado para la competición del 24 de septiembre. Sin embargo, ¡526 kg es igualmente un gran resultado! Una autentica calabaza gigante ;-)

Si bien Gerjan no batió ningún récord, un nuevo récord holandés fue establecido: 897,7 kg por Iwan Horde.
El ganador absoluto fue el belga Luc Vanheuckelom con una calabaza de 919,5 kg!

Resultados

Socios